Hola me llamo Jesús Sierra Sánchez, y tengo que confesar (con todo el dolor de mi alma) que soy amigo personal, y padezco día a día al autor de este blog Francisco Rosales de Salamanca Rodríguez, el cual me ha pedido que escriba este post explicando por qué y cómo tener un blog jurídico, pues dentro de tres días este blog cumple tres años.

Tengo que empezar aclarando que me dedico al diseño web y al marketing online, y que no tengo ni la más remota idea de derecho, es más, en mi vida me habría imaginado que el derecho pudiera interesarme (de hecho creo que sigue sin interesarme lo más mínimo), pero el autor de este blog se ha emperrado en que escriba este post, así que lo haré lo más dignamente que pueda.

¿Cómo conocí a Francisco Rosales?

Como he dicho, mis especialidades son principalmente el diseño web, aunque además soy un apasionado del marketing online.

De hecho iba camino de Sevilla a dar un cursillo de marketing cuando suena el móvil; alguien me dice que se llama Francisco Rosales, que es Notario de mi pueblo (Alcalá de Guadaíra), que no tenía ni “zorra idea der Interné” (bueno esa no fue la palabra, pero supongo que no me dejará decir la adecuada, por lo que lo dejo a vuestra imaginación) y que el que le lleva “mis papeles” le había hablado de mi.

¿Un Notario?

Seguro que me han puesto una multa (pensé yo).

Al final le dije que iría a su despacho, y que hablaríamos de que era lo que quería exactamente.

Pocos días después fui a verlo, y os tengo que anticipar algo que muchos no sabréis (pues él me ha contado muchas veces que se sorprende de cómo la gente se imagina su despacho). Tiene un despacho normal y corriente, como cualquier otro despacho de cualquier otro que se dedica al mundo del derecho.

Lo cierto es que lo que me había dicho era verdad, no tenía ni la más remota idea de lo que era internet (para que me entendáis un amigo suyo le había hecho gratis una web estática), pero eso si, me quedé perplejo con ese Notario, pues aunque iba de chaqueta y corbata, hablaba como un tío normal y corriente; es más decía un montón de palabrotas y no paraba de moverse.

Lo que si que pude ver es que era alguien que tenía muchísimas ideas y que valoraba mi profesión, pues lo primero que me dijo fue:

Tío Jesús estoy hasta los “nipones” (bueno tampoco esa era la palabra) de que me llamen los de las páginas Amarillas para que ponga un anuncio; parece que esos “gilichirimollas” (huelga decir que tampoco era esa la palabra) no saben que nadie mira las páginas amarillas. Hoy en día la gente lo que mira primero es “San Google” (esa si fue la palabra).

Yo quiero ser el primero de google de mi pueblo ¿Cómo lo hago?

Empieza una amistad

Narrar una a una todas las conversaciones con ese Notario es algo complicado, pero si tengo que explicaros que desde luego tenía clarísimo que no quería una web, quería muchas cosas (de hecho me dijo que quería ser un cibernotario y que le enseñara a serlo).

Tuve que explicarle las cosas desde un principio, por lo que supongo que al pedirme que os escriba este post, en el fondo me está pidiendo que os explique esas cosas elementales del mundo de la informática, de Internet y del marketing que él desconocía, y que como especialista en estos temas tengo claro.

Tengo que reconocer que él para mí ha sido un descubrimiento, y yo he sido otro para él; pues creo que hace tres años ninguno de los dos nos hubiéramos imaginado que nos interesaría tanto el oficio del otro (lo de oficio lo uso porque es una palabra que sé que a él le gusta mucho).

Lo primero que tuve que explicarle

Como os he comentado su web, se la había hecho gratuitamente un amigo, por lo que le recordé que “lo regalado: ni agradecido, ni pagado”, pero sobre todo le aclaré que es que normalmente lo que te regalan no es útil.

Una web estática es como si Coca Cola siguiera desde principios de SXX con el mismo anuncio.

Nadie manda constantemente el mismo mensaje, las cosas cambian, y no puedes pretender que tu web esté constantemente dando el mismo mensaje, pues aburre hasta las piedras.

Es esencial que tu web sea dinámica, esto es, que tu tengas el control de su contenido (que no es lo mismo que el control de su diseño). ¿Pondrías en tu web una foto tuya haciendo la primera comunión? ¿no cambian las leyes día sí, día también?.

Por supuesto que puedes llamar al programador para que cambie lo que quieras, pero eso cuesta tiempo al programador y dinero a tu bolsillo, por lo que lo más adecuado es que tu tengas el control de tus contenidos.

Además yo se de informática y de marketing, ¿Cómo voy a hablar de leyes?, yo diseño muchas webs, y no puedo saber absolutamente de todo lo que saben mis clientes, son ellos los que tienen que dar el contenido y vender su producto.

El Logo y la Imagen

Su web sólo tenía un logotipo (por cierto bastante chulo) que le había diseñado un amigo; sin embargo el resto era sólo texto.

Tuve que preguntarle que si él mismo entraba en su web para leer el texto, a lo que me confesó que le resultaba aburrido.

Y si tu no te lees a ti mismo ¿Cómo quieres que te lean los demás? ¿De pequeño leías el Quijote o Tebeos?.

Tu logo es tu tarjeta de visita, y tiene que estar en todas partes: En tus carpetas, sobres, sellos y en todas y cada una de las páginas de tu web, tienes que poner fotos, una foto vale más que mil palabras y atrae la atención.

¿Cuesta dinero? la respuesta es si, pero desde un principio le aclaré que la web es parte de tu vida, por lo que igual que todos los días comes y te aseas, todos los días tienes que dar de comer y asear a tu web (tu decides el tiempo que inviertes en ella, pero tu serás el máximo beneficiado).

No desprecies el diseño, si no sabes contrata a un profesional, pues lo cierto es que la decisión de seguir o no en tu web o blog la tomará el visitante en menos de cinco segundos.

Igual que en una Notaría el recepcionista atiende al que entra, el oficial redacta la escritura, el notario la lee, y el copista saca copias; en una web, una cosa es el diseño web, otra el diseño gráfico y otra el márketing.

Paciencia y constancia

Poco tiempo después de comenzar la andadura me llamó porque no se veía en google y creía que habíamos fracasado.

Tuve que explicarle que google se toma su tiempo en indexar, y que en google la veteranía es un grado, pues a fin de cuentas google es una máquina.

Primero google tiene que localizarte, pero es que además ya hay otras páginas, y estas llevan más tiempo que la tuya, por lo que sólo poco a poco, a medida que vas teniendo visitas subes en el posicionamiento de google.

Habla claro, pero sobre todo habla a google

SEO, o como dice una amiga de Francisco Rosales (Sembrar Es Obligatorio).

No puedes hacer una web, diseñarla muy bonita, dotarla de un contenido, y prescindir del SEO, pues google tiene su propio lenguaje y tienes que hablarlo.

Si un chino viene a España y quiere vender, aprenderá español, pero si un Español quiere comprar en China, tendrá que aprender chino, es así de simple.

¿Quieres aparecer en google? pues habla su lenguaje, cuida las palabras clave, cuida el contenido, pon enlaces de calidad, dile a google de que va tu trabajo, porque las máquinas: ni saben leer, ni entienden lo que leen.

Miles de webs explican que es el SEO, pero permitidme un poco de propaganda y que os recomiende: tanto mi blog personal, como esta entrada del despacho de los abogados Carnicer y Zamora.

En todo caso no te agobies, si diseñas tu web y blog con wordpress, hay asistentes de SEO, pero te recomiendo que desde un principio te preocupes por estos conceptos; pero que tampoco te agobies excesivamente, pues la constancia será tu mejor aliado, y nadie nace aprendiendo.

Responsive ¿Quién pone las normas tú o tu cliente?

Esta palabra le costó un poquito más de entender, de hecho no fue hasta que hizo el blog cuando se dio cuenta de lo que le estaba diciendo.

Cada vez más los ordenadores se ven desplazados por los Smartphones y Tablets, no puedes hacer una web que sea ilegible en estos dispositivos, y menos si hablas de derecho.

Lo normal es las personas están desayunando, o mientras esperan el autobús, o en ratos muertos, y en esos momentos suelen estar mirando el móvil, no un ordenador, por lo que hazles agradable la visita a tu web, o simplemente se irán a otra.

Diseñar tu web responsive ni es más barato ni más caro, simplemente hará que la web se adapte a la pantalla que esté usando el visitante.

Todos conocen el botón de escape y la x de cerrar, y la decisión de seguir o abandonar una web, se ponga como se ponga su dueño, suele tomarse en los cinco primeros segundos, por lo que a la más mínima tu visitante se irá, así que preocúpate por los detalles.

Redes Sociales

El potencial de las redes sociales es enorme, y han desplazado a los medios tradicionales de comunicación.

Nadie ve hoy en día las noticias: primero porque no informan, segundo porque antes de empezar, ya sabes el tratamiento que darán a la información (según la ideología que tenga el dueño de la empresa) y tercero porque no tienes tiempo.

En las redes sociales se comparte absolutamente todo (normalmente tonterías) pero hay mucho contenido de calidad.

De todas las redes Twitter y Facebook son las más impactantes; sin embargo no desprecies ninguna otra, sobre todo, porque si te diriges a alguien, tendrás que hacerlo en el territorio que él elija.

Eso si, tienes que conocer cada red social, sus propias normas y reglas (tanto escritas como de usuarios), tómate tu tiempo; pero en todo caso ¿para qué quieres una web o un blog? ¿para ganar dinero? te anticipo que eso es muy difícil, por no decir imposible, pero el dinero lo ganarás con clientes, y los clientes están ahí en redes sociales, deberás aprender a traerlos hacia ti.

Mide tus resultados

Una cosa es lo que piensas de ti, y otra lo que los demás piensan de ti.

Seguramente te encantarán algunas de las cosas que hayas hecho, y detestarás otras; sin embargo puede que a tus lectores les encante lo que a ti no te gusta y se aburran con lo que si te gusta.

No puedes dejar de tener herramientas que te indiquen qué artículos tienen éxito y qué artículos no, pues así aprenderás poco a poco.

De todas las herramientas google analytics, es la más potente con diferencia, pues te indica cuantas personas te visitan, qué días te ven, desde donde te ven, qué artículos tienen más impacto.

Otras herramientas importantes son Hootsuite o Twitter analytics.

Pero sobre todo, no te obsesiones con las herramientas, ni con los resultados, son meros indicios, el producto eres tu, y no puedes hablar de lo que quiere la gente o como quiere la gente, pues antes o después se notará que no eres una persona sino una máquina.

Estudia y adáptate, las leyes cambian e Internet también

Todo lo que se dice hoy, cambia mañana, y en internet los cambios son de vértigo.

Tienes que adaptarte, no puedes estar anquilosado en algo que tuvo éxito en su momento, pues siempre hay alguien inventando algo nuevo.

Por supuesto que no puedes cambiar todo cada dos por tres, pero si tienes que ver que hacen otras webs, qué cambios van aplicando, qué tendencias hay.

No tengas miedo a innovar

Hablar de internet para alguien que se dedica al mundo del derecho, supongo que es parecido a hablarme a mi de derecho.

Los que nos dedicamos a la informática tenemos fama de ser personas que vestimos estrafalariamente y hablamos un lenguaje ininteligible….¡pues anda que los que os dedicáis al mundo del derecho!.

¿Por qué no?, esa es mi pregunta.

Aún recuerdo cuando Don Francisco me confesó que jugaba a la xbox con su hijo, y le gustaba un juego llamado Assesins Creed en el que constantemente dicen “Nada es verdad. Todo está permitido“.

Si tienes una idea ponla en práctica, prueba y mide los resultados, sólo así sabrás si es buena o mala, absolutamente nadie sabe que puede tener éxito, y si no explicadme lo del palo para selfies, o por qué hay vídeos malos de castigo que se ven millones de veces en youtube.

¿Por qué no hacer podcast? ¿por qué no hacer video-blogguing? ¿Por que no intentar hacer diseño de imágenes?, si tienes una idea ponla en práctica.

No te tomes la vida en serio, a fin de cuentas no saldrás vivo de ella

Muchos te venderán Internet y el negocio digital como la gran panacea; no te engañes, no lo es.

Como en cualquier negocio, sólo la constancia y el trabajo diario puede que te hagan llegar a fin de mes; los pelotazos no existen, y aunque es cierto que con internet sales de tu pueblo y te abres al mundo, no menos cierto es que hay millones de webs y que aunque son muchos los llamados, pocos son los elegidos.

Disfruta de tu proyecto, pero sobre todo disfruta de tu negocio real sólo así tienes alguna posibilidad de conseguir algo, y si tu proyecto digital fracasa, siempre tendrás tu proyecto real.

¿Y de que escribo?

Si no sabes qué decir de tu negocio ¿te has planteado cambiar de negocio?.

Es difícil, sobre todo al principio, saber qué decir; los informáticos hablamos del “síndrome de la página en blanco” que es el que existe cuando te plantas ante el ordenador y simplemente no sabes que decir.

Lee lo que dice la competencia, pero sobre todo, imagina que no estas ante un ordenador; imagina que estás en un bar ante un cliente con una cerveza ¿qué le dirías sobre tu negocio? ¿cómo lo convences de que acuda a tu negocio? ¿por qué tu negocio si, y el de tu competencia no?, en internet, teóricamente todo son máquinas, pero siempre te lee un ser humano, además tienes la ventaja de que puedes corregir, así que piensa cómo te gustaría que te hablaran a ti (al menos sólo con eso seguro que ganas en tu negocio real).

Eso si, internet está lleno de webs y blogs, así que intenta ser original, y aporta contenido de calidad.

 

NOTA FINAL.- Este post está hecho como le gusta a Francisco Rosales, pero si me quieres escuchar otra recomendación… el que hagas post más cortos lo agradecerán mucho tus lectores.

A %d blogueros les gusta esto: