Virgen del Carmen Miguel González Novo

La última voluntad de la tía Conchita

Nueva historia que comparte con nosotros la letrada Doña María Jesús Montero Gandía, que probablemente sea la última, dado que en lo sucesivo os recomiendo que sigáis su nuevo blog, el cual sin duda dará mucho que decir   Nos pasamos la vida queriendo prolongar nuestra estancia e

El arrendamiento con opción de compra no es una venta con precio aplazado

El arrendamiento con opción de compra es fundamentalmente el fruto del papanatismo español de importar figuras extrañas. En un país que inventó el Jamón Serrano y la Tortilla de Patatas, sigo sin comprender la obsesión que nos ha dado por comer hamburguesas. Parece que si no tenemos u
https://www.flickr.com/photos/eirikso/

La ternura de los trolls

Pues si, en este post van a ver a un Notario hacer el doble pino con pirueta, y no solo hablar de trolls (¿y que tendrá que ver un trol con un Notario?) sino que además va a sostener que son seres tiernos y en cierta manera encantadores (o sea que encima este Notario defiende lo que p

Poder notarial para votar por correo

Llegado el momento de las elecciones, no está de más recordar las actuaciones que tenemos los Notarios en materia electoral (reguladas en el Anexo IV del Reglamento Notarial, y por otra parte gratuitas), y especialmente el poder notarial necesario para pedir la documentación necesaria
Matson Photo Service, photographer

El contrato de escrow

Supongo que nada más leer la palabra escrow habréis decidido pasar olímpicamente de leer este post, de hecho es lo primero que hice cuando leí por primera vez la dichosa palabra (quizá por mi tendencia innata a despreciar todo concepto jurídico que venga de un país Anglosajón). Los ya
http://www.microsofttranslator.com/BV.aspx?ref=IE8Activity&a=http%3A%2F%2Fmorguefile.com%2Flicense

Los niños en la Notaría

No os voy a engañar, si hay un sitio inadecuado para un niño es una Notaría; pues los niños en la Notaría suelen comportarse como niños, de modo que: no entienden nada, si lo entienden es peor, y en último término, dificultan más que el trabajo del Notario, las necesidades de sus padr