Hola a todos en primer lugar me gustaría presentarme, pensareis que porque, pues esta vez no escribe el Notario Francisco Rosales que es el autor de este blog, esta vez escribe uno de sus empleados en concreto yo, Santi.

Soy la persona que suele atender al teléfono y también el primero en recibir a quienes vienen a la notaría para recoger su documentación, o plantear sus dudas.

¿Y por qué escribe Santi y no el Notario?

El hecho de atender a gran número de personas bien telefónicamente o en persona, me permite conocer de primera mano cuales son las preguntas más frecuentes que suelen realizarse y que cosas inquietan a dichas personas antes de realizar algún acto en la notaría.

¿Que suele preguntar la gente?

Como es normal y más aún en los tiempos que corren, una de las principales preguntas que nos hacen es ¿cuánto cuesta hacer una escritura?, obviamente cada escritura tiene su coste, sin embargo esta vez quisiera querría centrarme en esta misma pregunta, especificada en una compraventa de un inmueble.

Muchos empiezan aclarando que están pidiendo presupuestos en varias notarias para comparar; como ya ha comentado el Notario en este blog, siempre aclaro que el coste de las escrituras va regulado mediante un arancel notarial, por lo que debería de costar lo mismo “escriturar” en una notaría de pueblo como en la que trabajo, que en la de más renombre de la capital (y las diferencias, suelen ser: o porque el Notario no es honesto, o pequeñas diferencia inapreciables porque el Notario escriba más o menos).

Tanto yo, como mis compañeros, como mi Notario, tenemos un problema: no es que no seamos deshonestos, es que simplemente ni sabemos serlo, por lo que: ni nos gustan las personas que buscan cosas que no deben hacerse, ni entramos a su juego.

En todo caso, es normal que el dinero preocupe, y entendemos esa pregunta; por más que, en nuestra manera de trabajar, nos gusta ser claros y efectivos, pues siempre tratamos de que el “coste de escriturar” sea el más bajo posible, pero dentro de la legalidad (cómo veréis lo de menos es el gasto de notaría cuando “escrituras” algo).

Nuestra respuesta siempre es la misma:

  • Debes firmar donde y cuando estés seguro de que se va a realizar la operación que deseas.
  • Es mejor pagar 50€ más pero estar tranquil@ de que todo lo que se va a firmar es lo que necesitas.
  • Escatimar palabras puede suponer un ahorro de dinero, pero una suma de problemas.

 

Simplemente tratamos de ser profesionales, y hacer lo mejor posible nuestro trabajo; pues preferimos que el ciudadano se vaya a otra notaría, antes de dejarle firmar lo primero que diga, para que luego venga con más problemas de los que entró.

Siempre aclaro al ciudadano que, si lo desea, se le puede proporcionar una copia algunos días antes para que puedan leerla tranquilamente y preguntar todo lo que sea preciso, tanto a mi, como a mis compañeros como al Notario;  y que sí disponen de abogado o alguien de su confianza, es bueno que pidan más asesoramiento, y contrasten pareceres, dado que es muy importante tener la tranquilidad de que todo está como debe de estar.

Ni que decir tiene, que siempre damos un presupuesto orientativo a quien nos lo pide, aunque no es la primera vez que alguno se lleva una:

¡¡¡SORPRESA!!!

Volviendo a la pregunta inicial al darle el presupuesto también se indica que existen diversos gastos que acarrea este tipo de operación; os anticipo que de esos gastos, la notaría es el menos importante (y además en la práctica es el único en el que cabe acuerdo entre las partes):

  1. Para la parte compradora como son Registro de la Propiedad e Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP), .
  2. Para la parte vendedora tiene que pagar la plusvalía municipal, y el incremento en el patrimonio en el IRPF.

 

Cual es la sorpresa, cuando muchas de estas personas que vienen a informarse desconocen de estos gastos, y ni tienen idea de cuánto puede suponer económicamente dichos gastos, ante lo que con cara de preocupación se quedan en blanco.

Pues yo ya he firmado el contrato privado de compraventa ¿Qué hago?

Son muchos los casos en los que previamente a que vengan a la notaria a informarse, ya tienen firmado un contrato privado en el cual, como es lógico, aparece el importe de la operación, la situación es complicada porque muchos ciudadanos tienen ya todo preparado, incluso la forma en la que va a financiar la operación, y se encuentran ante unos gastos que no sabían y de los que no saben cómo hacer frente, y si “rompen el contrato privado” pierden el dinero que tienen entregado.

Por eso como el Notario, y autor del blog, recalca en gran número de post es importante asesorarse y saber todas las consecuencias que acarrean estos actos para evitar problemas que se pueden solucionar con facilidad, pues con una simple consulta de “cinco minutos” será más fácil encarrilar cualquier cosa que tenga que hacer.

Finalidad de este post

Con esta entrada lo que se pretende es que la gente, “pierda” ese respeto o miedo al Notario y que se acerquen previamente a notaría o al menos una llamada (pues siempre en persona es más fácil de saber qué es lo que realmente se desea hacer).

Es bueno antes de hacer algo, asesorarse y saber las consecuencias.

También os informo que hay más de 3000 notarías en España y que en todas ellas además del Notario hay personas como yo que estamos encantados en ayudarles y resolver todas sus dudas, y además es gratuito.

#NoPreguntesAlVecino

 

NOTA DE FRANCISCO ROSALES

Tras 161 post escritos, el que una mañana te llegue tu empleado (que por otra parte siempre me dice para chincharme que jamás me lee un artículo, porque son muy largos) y te diga que si le publicas esto, es probablemente una de las sensaciones más gratificante que he podido tener como “jefe”.

Lo que tengo que decirle a Santi en privado, creed que se lo he dicho, aunque lamentablemente el subirle el sueldo a él, y a los otros tres fenómenos que trabajan conmigo, es algo que no está a mi alcance.

Si puedo decir que hace tiempo que estoy orgulloso de mis empleados, que los quiero, y que con post como este creo que podéis entender por qué.

Os cuento una pequeña anécdota de mi despacho, relacionada con Santi, que es del Sevilla como yo.

Siempre que el Sevilla ha jugado un final de UEFA (desde que estoy en Alcalá de Guadaíra llevamos dos -y por cierto ganadas-) me pide un día libre a cuenta de las vacaciones

No puedo por menos que decirle que se tome el día libre, y que lo único que le pido es una bufanda de la final (las cuales lucen flamantes en el despacho de Pedro) pero que las vacaciones son sagradas.

Desde estas líneas, me comprometo a darle libre este año tanto la final de la Copa del Rey, como la final de la UEFA (después de ayer, estamos un poco más cerca) lo que si me comprometo es a invitar a mis empleados al próximo partido de UEFA.

Por lo demás creed que este post es cien por cien suyo (salvo el título, pues Santi lo había llamado “er niño sabe ecribih”) y que todos los lunes le pregunto “ar niño” si ha leído el post.

Impepinablemente me dice “Don Fco….que son muy largos y me aburro”.

A %d blogueros les gusta esto: