Hace unos días cometí la torpeza de dejarme puestas las llaves de la moto, por lo que al terminar de trabajar estaba sin batería.

No me quedó otra que llamar a una grúa y enviar la moto al taller en el que la compré en Alcalá de Guadaíra.

Se comprometieron a tenerme la moto al día siguiente por la tarde; cuando llegué, aún quedaba un poco para cargar la batería, por lo que me pidieron que esperara un ratito.

Tenía tiempo de sobra, por lo que me puse a bichear con el móvil.

Al poco se me acerca un señor, con pinta algo seria, y que con mucha naturalidad, me dice.

Disculpe que le moleste…¿Ud se ha ido a trabajar a Los Palacios y Villafranca?

Efectivamente…contesté

¿No se acuerda de mi?

La verdad es que era un hombre como otro cualquiera y no me acordaba, por lo que tuve que confesarle que lamentablemente no recordaba haberle visto antes.

Si… hombre… ¿no se acuerda que me dijo cabrón?

Estaba serio, pero no agresivo, sin embargo un escalofrío recorrió mi espalda, y me temía lo peor…¿cómo iba yo a decirle cabrón a alguien en mi despacho?….imposible.

Recuerde que fue un día que fui con mi pareja, ella quería hacer testamento, y yo no; le pregunté por qué tenía que hacer testamento, y Ud. se limitó a empezar a explicarme que tenía que hacerlo, porque en otro caso era un cabrón….y la verdad es que tenía Ud razón.

Una sonrisa aparecía en su cara, y otra se dibujó en la mía, al recordar aquella anécdota.

Inmediatamente descolgó el teléfono y llamó a su mujer, la cual además de hacerme una consulta, me dijo que cada vez que firmara una escritura le daba igual, pero que iría a Los Palacios.

Dudo que lo haga, pero lo cierto, es que las sonrisas eran francas, y que Paco (uno de los dueños del taller) cuando acabamos, me soltó….¿pero por qué te has ido hombre? ¿no te das cuenta que aquí estabas en la gloria?.

Supongo que toca ahora explicar por qué efectivamente si tienes pareja y no haces testamento, eres un cabrón.

¿Es lo mismo mi esposa que mi pareja?

Pues no, no es lo mismo.

Como podéis comprender, aquí no vengo a hablar de lo que tu sientas, ni de lo que creas que es justo o injusto, vengo a hablar de lo que dice la ley.

Te guste o no, la ley dice que sólo el cónyuge es legitimario (artículo 807), pero esos derechos, al menos en el Código Civil, no se le dan a la pareja con la que no te has casado.

La consecuencia es que, tu pareja queda desprotegida, y ojo que queda desprotegida frente a unos hijos y unos padres que puede que no acepten a esa pareja, y por tanto, que puede que le hagan la vida imposible, si tienes la “feliz” idea de morirte.

Es el caso del señor al que llamé cabrón. Estaba divorciado y tenía hijos del anterior matrimonio, que no habían aceptado que su padre hubiera rehecho su vida.

En realidad el señor, simplemente no quería hacer testamento por esa tradicional creencia en que “hacer testamento y morirse es todo uno”.

Resolví el tema, explicándole que, podía estar muy tranquilo, porque hiciera o no testamento, antes o después acabaría “espichándola” (se encargó de recordarme que esa fue exactamente mi  frase, y me agradeció la claridad).

No quiero con estas líneas decirte que te cases, pero al menos si, que si convives con otra persona has de saber que en caso de que mueras esta persona no tiene garantizado por ley derecho alguno en tu herencia.

Pues eso es injusto

Sin duda, así me lo parece, pero le recordé al señor, que hablar de justicia o injusticia en una Notaría es absurdo, pues en mi despacho hablamos de ley.

Si te parece injusta la ley, más que comentarlo con el Notario (cosa que no me importa) mejor coméntalo con una cosa que se llaman urnas, y te vas a la Carrera de San Jerónimo de Madrid, que es donde está el Congreso de los Diputados, y donde pueden arreglar el tema.

¿Y si no estoy casado y muero sin testamento?

Antes os he hablado de las legítimas, que es un límite a la libertad de testar; y que tiene lugar hagas o no testamento.

Por cierto y hablando de legítimas recuerda:

  1. Que como tengas hijos, dos terceras partes de los bienes que dejes a tu fallecimiento van para dichos hijos (y que hagas o no testamento no puedes impedir que tus hijos se lleven esas dos terceras partes –artículo 808 del Código Civil-).
  2. Que como no tengas hijos, pero si tengas padres cuando fallezcas,  la mitad de los bienes que dejes a tu fallecimiento van para dichos padres (y que hagas o no testamento no puedes impedir que tus padres se lleven esa mitad –artículo 809 del Código Civil-).

 

Si mueres sin testamento, serán llamados los herederos intestados, y entre dichos herederos intestados está el cónyuge, pero no tu pareja (artículo 913 del Código Civil)

Creo que si quieres a tu pareja, y es lo lógico, pues en otro caso no estarías con ella, al final me darás la razón de que es cierto que estando en pareja con otra persona, hay que ser muy cabrón para no hacer testamento.

 

Foto con licencia Creative Commons

Cortesía de Ian Burt

A %d blogueros les gusta esto: