Si hay algo a lo que estoy acostumbrado es a que me digan que meto muchos rollos, de hecho en esta entrada explico el enfrentamiento que una vez tuve con un papanatas que me soltó la consabida frase.

Lo que quizás no conozcáis es que desde muy pequeñitos estamos acostumbrados a oír hablar de los “rollos que suelta el Notario”.

Esta historia no es mía, sino de una compañera, que recién aprobadas las oposiciones decidió ir a celebrarlo a Sierra Nevada con unos amigos de Madrid y una amiga de su localidad.

Quince días hacía que habían salido las notas y la celebración fue por todo lo alto (nunca mejor dicho, dado el lugar)

El problema viene cuando toca regresar y se topan con una huelga de transportes que les obligaba a hacer autoestop.

Prudentemente elegían a que coche pedirles el favor de que les llevara, hasta que encontraron a un matrimonio joven y muy simpático que resultó ser de la localidad y se ofreció a llevarles de vuelta.

Huelga decir que eran jóvenes, y que tenían la pinta que tiene cualquier veinteañero tras varios días en Sierra Nevada, en la que el único hielo que vieron fue el que se veía tras la ventana, y el que le ponían a los muchos cubatas con los que celebraron el aprobado.

El trayecto fue muy agradable, y sobre decir que de las primeras cosas de las que se hablaron es el típico… “quien eres y a que te dedicas”.

Como veinteañeras educadas: la amiga de mi compañera les hizo saber que era abogada y que trabajaba en Estrasburgo, y mi compañera les dijo que era Notario.

Todo el trayecto fue agradable, mas cuando llegaron al destino y se despedían el conductor les soltó

Por cierto….la próxima vez que hagáis autoestop, a ver si soltáis menos rollos

Recientemente me pidieron que diera una charla sobre blockchain, y aunque (salvo en verano) siempre voy de chaqueta y corbata al despacho, tengo que confesaros que nací desnudo como todo el mundo, y que para ser Notario no es necesario nacer vestido de chaqueta y corbata (entre otras cosas porque creo que nadie ha nacido así en la historia)

Era un lugar informal y los asistentes eran fundamentalmente personas del mundo tecnológico, y algún que otro jurista amigo, por lo que acudí vestido de diario, y me puse un polo en el que había grabado mi anterior nick en twitter @notarioalcala.

Explicar lo que es un hash, lo que es la descentralización, o lo que es la disponibilidad de la información como requisitos de seguridad de la información es algo difícil, por lo que les puse una imagen de un porro, otra en la que se pedía la independencia de Triana, y la famosa imagen de Salma Hayeck en abierto hasta el amanecer.

No se si fue o no piropo, pero al terminar la charla, se me acerca uno de los asistentes y me suelta:

Déjate de rollos….tu no eres notario

Está claro que a los Notarios nos persigue el Sambenito de que soltamos rollos; pero si aprovecho para recordarte que cuando vienes a mi Notaría, no quiero soltarte rollo alguno, sino que trato de explicarte el negocio que tu formalizas, y del que sólo tu te beneficiarás o verás perjudicado, por lo que como digo siempre:

No por favor, sino por tu propio beneficio, pregunta todo lo que no entiendas, porque dado que tu tiempo es muy importante, aprovéchalo para saber que es lo que haces….sólo tu te veras beneficiado o perjudicado.

 

A %d blogueros les gusta esto: